16 de junio de 2018.-

(Fuente: Teleonuba)

El despacho de abogados DE VEGA & Asociados ha solicitado el indulto parcial para un hostelero de Huelva de 57 años de edad que fue condenado, por sentencia firme en febrero de 2017, a tres años y medio de prisión por un delito medioambiental, en concreto contaminación acústica, al superar el bar que regentó durante once años los límites legales de sonido y sin contar con autorización para emitir música, y que no ha podido eludir la prisión debido a un cúmulo de coincidencias legales.

Para DE VEGA & Asociados, que comenzó a representar al procesado una vez que la sentencia ya era firme y se iba a ejecutar, es de rigor solicitar al Ministerio de Justicia el indulto parcial para su cliente debido a las circunstancias especiales que se han dado en el proceso, entre fallos de técnica legislativa, al equiparar todos los delitos medios medioambientales, independientemente de su tipología, y la existencia de un concurso ideal de delitos que han impedido separar las penas para conseguir su suspensión.

 

 

El objetivo es que la condena se quede por debajo de los dos años y, de esa manera, poder suspender su ejecución. Por otro lado, el bufete deja claro el máximo respeto hacia los afectados, un matrimonio que vivía justo encima de su bar y que denunció la situación por las molestias causadas.

Desde el despacho de abogados consideran que existen suficientes motivos para que le sea concedido el indulto parcial a esta persona, ya que el delito medioambiental por contaminación acústica, por el que es condenado, debería contemplar un subtipo para estos supuestos y no lo tiene, produciéndose en este caso una gran desproporción, ya que el Código Penal no hace distinciones entre superar los límites legales establecidos de sonido en un bar-cafetería y, por ejemplo, contaminar un río, quemar un bosque o emitir radiaciones.

Piden el indulto para un hostelero condenado a cárcel por la música de su bar